• RC Finques Comprarcasa

👉Por qué deberías pensártelo dos veces antes de gritar a tu perro.


Fuente: "La Vanguardia"

Que levante la mano quien no haya gritado a su perro. Porque se ha hecho pipí en casa, porque se come algún resto que encuentra en la calle, porque salta a saludar al conocido que llama a la puerta, porque intenta robar un trozo de comida que se ha caído al suelo... Se porta mal, te estresas... y le pegas un grito para que reaccione y aprenda. ¡Craso error!


Un equipo de científicos de la Universidad de Oporto ha analizado cómo reaccionan los perros a los castigos más rutinarios de sus propietarios y adiestradores y sus conclusiones no dejan lugar a dudas: incluso castigos relativamente leves como gritar, tirar de la correa o presionar sobre sus nalgas para que se siente estresan a los perros, haciéndolos más “pesimistas” que los perros entrenados con premios y recompensas, y eso provoca problemas de conducta y de convivencia a medio y largo plazo.

Incluso castigos leves como gritar o tirar de la correa estresan al animal y pueden crear problemas de conducta.

“Nuestra forma de actuar conlleva cambios en la conducta de nuestros perros; reñir, castigar y otros métodos punitivos funcionan en el momento para corregir una conducta, pero tienen consecuencias negativas: a la larga los perros no confían en el propietario, se pasan el día estresados, desarrollan trastornos y ansiedad por separación, destrozan cosas, se hacen sus necesidades en casa, se pasan el día lamiéndose hasta hacerse heridas...”, asegura Paula Calvo, etóloga y directora de la plataforma Antrozoología.com.

La especialista en comportamiento animal explica que ya se había probado con perros policías y de rescate que el entrenamiento basado en castigos (o con collares eléctricos, por ejemplo) puede tener efectos negativos, y “lo novedoso de esta investigación es que se centra en el castigo considerado más leve”, en prácticas cotidianas de muchos propietarios de mascotas, como gritar, tirar de la correa cuando el perro no se comporta bien...


“Un castigo típico es tirar del collar cuando no se porta bien o cuando ladra al cruzarse con otro perro; y eso significa, cada vez, ahogar al perro; y cuando nos enfadamos le gritamos, un día, y otro, y otro... De hecho, a veces descargamos la frustración en el perro, porque es fiel y no se queja, porque no podemos gritar a la pareja o a otra persona de nuestro entorno; y eso genera estrés al animal”, relata Calvo.


1 NUEVO HOGAR = 1 AÑO DE VIDA

En Comprarcasa RC Finques contribuimos en la ayuda, defensa y protección de los animales. De esta manera, donamos un % de nuestros honorarios a la "Lliga Protectora d'Animals de Sabadell". Por cada piso vendido, se estará ayudando a cada habitante del refugio. ¡AYÚDANOS! (enlace directo a la página oficial de la "Lliga Protectora")



☎️93 727 40 47 / 673 09 21 26

📩info@rcfinques.com

📧www.comprarcasarcfinques.net


1 vista

Entradas Recientes

Ver todo
¡Síguenos!
  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Ronda Ponent 126 / Escola Pia

08201, Sabadell,Barcelona.

​

​

937 27 40 47